Mariana abdenur, la doctora iconoclasta que ha introducido la odontología biofuncional en Baleares.

Pregunta: Me han dicho que vengo a entrevistar a la doctora House de los odontólogos en Mallorca

Respuesta: No sé de quién me habla. Yo me llamo Abdenur

No. Me refiero al doctor este de la serie…

No se moleste. No veo la tele.

Bueno, la fama de seria es cierta.

Yo tengo un sentido del humor muy particular, de mi tierra. La gente a veces confunde la búsqueda de la excelencia con el mal carácter. Pero amo ir al teatro, por ejemplo. Y que me hagan reír con inteligencia.

Su tierra…

Soy salteña, al norte de Argentina, es una preciosa provincia montañosa. Llevo en Mallorca 15 años.

Abdenur no es muy argentino.

Eso es porque soy de origen sirio, y además cristiana ortodoxa. Los Abdenur en Salta somos muy importantes, jajaja.

Déjeme entonces que le pregunte qué es una boutique dental abdenur

Es un espacio de investigación donde practicamos la odontología biofuncional. ¿Qué le parece?

Me parece estar en el lobby de un hotel sueco con encanto. ¿Esto lo hacen para despistar?

Jaja. Mire. La odontología biofuncional es un acercamiento distinto a la odontología. Después de los fiascos de las franquicias y la pandemia. Es una nueva mirada ampliada. Una metodología y filosofía de trabajo distintos, requieren un espacio diferente.

Supongo que miran la boca como todos los demás dentistas.

La odontología biofuncional que practicamos en nuestras clínicas de Mallorca es una metodología que integra disciplinas como la fisioterapia y la osteopatía. 

Perdone, pero ahí me pierdo.

Digamos que los dientes no son un sistema aislado. Los dientes los tenemos en la boca, que está sostenida en una mandíbula, y esta en un cráneo, y este sobre unos hombros, unas cervicales, y todo esto entrelazando hueso, músculo, piel, tendones, fluidos y mucosas.

Ya veo que abdenur no se paran en los dientes.

En abdenur vamos más allá de los dientes. Póngalo en un hashtag para su artículo, si quiere.

¿Pero cómo lo hacen?

La odontología biofuncional es una disciplina médica que como todas, viene de Estados Unidos y establece que muchos de los síntomas y enfermedades y dolores buco dentales son la señal al final de una cadena de sistemas.

Un ejemplo…

El insomnio que provoca el bruxismo y un desgaste brutal de los dientes, puede estar comenzando en una musculatura mandibular super desarrollada, que viene de un estado emocional y de unos hábitos de vida determinados. Una franquicia dental lo trataría con una férula a pagar a plazos y que pase el siguiente. En nuestra boutique estudiamos las cervicales y la musculatura del paciente desde los hombros hasta llegar a la boca. En un proceso de lo invisible a lo visible intervienen estudios biofuncionales fundados en hipótesis, odontología, fisioterapia, cirugía e incluso psicología y estética.

Esto es lo que diferencia a abdenur de cualquier otra clínica dental en Baleares en 2022.

Sí que tiene usted algo del doctor House. Y esto lo hace usted sola?

Yo dirijo las clínicas y los casos complejos, donde acompañamos a la paciente durante semanas en su camino hacia el bienestar y el equilibrio de los sistemas bio mecánicos que afectan a la funcionalidad de su boca. Pero no hago nada sola. Vivo rodeada de los mejores doctores y especialistas de la isla. Somos una clínica de autores muy inclusiva y muy diversa. Doctores de todas las partes del mundo que aman la investigación y no se conforman.

Todos juntos creemos que otra odontología es posible. No paramos de estudiar nunca. Y hablamos sin parar. Me paso el día debatiendo con mi endodoncista, cirujanos, fisios y otros doctores. El equipo asesor y nuestras recepcionistas también trabaja en consonancia con esta misión única. El ambiente de trabajo y el espíritu de innovación son esenciales.

No van vestidos de doctores. Parecen artistas o arquitectos.

La bata blanca es una convención ridícula. Preferimos a Prada, Sandro y Camper, que es el mejor zapato del mundo y made in Mallorca. Biofuncionales y con actitud, por cierto.

Ya veo que les va bien.

La acogida de nuestra propuesta de valor ha sido inmediata. En la actualidad nuestra boutique de Son Rapinya, en la zona de colegios de Palma, atiende los casos complejos y a los niños. En la boutique de Bonaire, nuestra apuesta es la atención a la mujer profesional y muy ocupada que también quiere cuidar la estética facial y dental. Allí también ponemos b0tox y ácido hialurónico. Es un local aún más provocador. Un 2×1. 

Hay algo de ironía en una clínica que no parece una clínica.

Abdenur no parece una clínica, no huele como una clínica y no suena como una clínica. 

Es una espacio lifestyle. Y ese piano…

Decimos entra sin miedo, y sin miedo entran. Pero no se equivoque, la profesión odontológica es de las más estresantes del mundo. Los odontólogos no pueden trabajar más que dos o tres días a la semana. Esto no lo conoce el gran público. 

Este espacio de trabajo donde te puedes tomar un capuchino también lo hemos creado así para nuestro equipo humano. Sería demencial en 2022 tener a un cirujano maxilofacial, que necesita máxima concentración, metido en un box blanco con una acústica horrorosa, sin iluminación natural, mientras en recepción se oyen voces y vaivenes y hay cinco pacientes esperando. 

De hecho, nuestro cirujano, el doctor Arona, suele practicar cantatas de Bach antes de entrar a quirófano.

En Bonaire 16 tenemos un gabinete privado de 50 metros cuadrados. Le llamamos la sala vaticana.

¿Por si el Papa tiene un dolor de muelas?

Si mi compatriota necesita que le veamos, puede pedir cita en el 692 124 743. 

Un espacio relajante para el paciente y un espacio de investigación para el equipo. Parece misión imposible en un centro de salud.

No tenemos derecho a interrumpir el estilo de vida de nuestros pacientes, ni la paz mental de nuestro equipo, que elige sus horarios. Menos en Mallorca!

¿Algo más que quiera añadir?

Noto que muerde usted por el lado izquierdo, sus incisivos de ese lado están muy desgastados y tiene un hombro más bajo que el otro. ¿Quiere que le realicemos un estudio biofuncional?

¿Duele?

No duele. Póngase en manos de abdenur. Podrá elegir el hilo musical y el color de la luz en el gabinete. Pero no me pida reguetón. Jajaja.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario